03/09/2020
Ser un asesor inmobiliario es una profesión dinámica y divertida

Hablamos con Alejandro Vázquez uno de los socios de ÔKAM que nos cuenta cómo y qué significa ser un asesor inmobiliario y nos da las razones para formar parte del equipo.

¿Cuál es la función de un asesor inmobiliario?

La función principal de un asesor inmobiliario es la de conocer las necesidades o dificultades que pueda tener una o varias personas sobre un inmueble, y asesorarle en todo el proceso de compra, venta o alquiler.

A través de una escucha activa y de unas preguntas concretas, deberá realizar un diagnóstico adecuado de la situación y del objetivo de sus clientes. Una vez hecha esta primera fase tan importante, podrá y deberá orientar y asesorar a la persona durante todo el proceso, desde el inicio, hasta consecución del objetivo que suele ser la venta, compra o el arrendamiento de un inmueble.

¿Qué conocimientos debería de tener un asesor inmobiliario? Y  en caso de no tener dichos conocimientos, ¿podría ser un asesor inmobiliario? ¿Se podrían adquirir a posteriori?

Uno de los retos a los que se enfrenta un buen asesor es el de tener conocimientos de diferentes materias que son claves para un buen asesoramiento, materias como: Inmobiliario, jurídico, financiero, fiscal, marketing, ventas, fotografía, etc… pero por suerte, un asesor puede optar por trabajar en una oficina o equipo que disponga de profesionales expertos en cada materia. No obstante, siempre es recomendable que tenga una formación o conocimientos mínimos de todos los aspectos relacionados con su profesión.

En nuestra compañía disponemos de un staff y una red de colaboradores que cubren estas necesidades, actualmente disponemos, entre otros, de Abogado, fiscalista, administrativo-contable, asesor financiero, coordinadoras, responsable de marketing, fotógrafos y otros profesionales vinculados al sector de forma indirecta, como reformistas, pintores, limpiadores, etc…

¿Qué cualidades debe tener un asesor inmobiliario?

Desde mi punto de vista, las cualidades más importantes que debe tener un asesor son las relacionadas con la atención al cliente, las habilidades comunicativas y relacionales. Un buen asesor, en mi opinión, es un apasionado de las personas, servicial y resolutivo. Todos los conocimientos relacionados con los inmuebles y el negocio en sí, es importante, pero la clave está en las personas.

Otras capacidades o habilidades a tener en cuenta en los tiempos que vivimos son las relacionadas con la tecnología y el marketing, así como, a nivel competencial, tener una gran adaptabilidad al cambio y capacidad de soportar la incertidumbre.

¿Cómo es el día a día de un asesor?

El día a día de un asesor tiene una cosa maravillosa, y es que ningún día es igual a otro, es una profesión dinámica, cambiante y en la que no hay casi lugar para tareas repetitivas o rutinarias. Cada cliente, cada propiedad, cada negociación es distinta y eso la convierte en una profesión divertida, dinámica y en la que continuamente aprendes cosas nuevas debido a los diferentes escenarios o situaciones que te vas encontrando.

Pero como casi todo en la vida, para tener éxito es importante tener unos hábitos, una organización y una planificación que te acerquen a los objetivos. El día a día suele estar marcado por unos bloques de trabajo que se podrían resumir de forma genérica en:

  • Por la mañana, está más enfocado a la búsqueda de clientes, darte a conocer en tu zona, localizar las nuevas propiedades que han salido a la venta, contactar y/o reunirse con clientes.
  • Por la tarde el asesor suele tener más trabajo relacionado con la comercialización de las propiedades. Visitar inmuebles para captar, visitas con compradores, valoraciones, reuniones de negociación, etc…

¿Cuáles son las ventajas de ser un asesor inmobiliario en ÔKAM?

Sin duda la ventaja principal es la de poder formar parte de un modelo de negocio inmobiliario de éxito, totalmente diferenciador y que reúne lo bueno de trabajar por cuenta propia, es decir, sin jefes, sin horarios, sin techo de ingresos, etc… y lo bueno de formar parte de una compañía en la que no estás solo y en la que cuentas con el soporte de una marca y una estructura que aporta al asesor todo lo que necesita: Una oficina con todos los servicios, un equipo de profesionales expertos en diferentes materias, formación, mentoring, marketing, etc… pero quizás lo más importante, es estar rodeado de compañeros inmobiliarios con gran experiencia y resultados en los que poder apoyarte, hacer negocio y por supuesto aprender.

¿Cómo animarías a algún candidato para formar parte del equipo de ÔKAM?

Le recomendaría que se hiciese varias preguntas, y si las respuestas son que “si”, le animaría a contactar con nosotros para conocernos y poder así, ampliarle toda la información sobre el proyecto. Las preguntas que debería hacerse son: ¿Me considero un apasionado/a de las personas, del mundo inmobiliario y disfruto conociendo gente? ¿Me gustaría tener una profesión en la que pueda generar grandes ingresos y sin límite? ¿Me gustaría poder gestionar mi tiempo y poder conciliar mejor la vida personal y profesional? Y por último, y muy importante en los tiempos que corren ¿Me gustaría que mi futuro profesional dependiese de mí y no de una compañía, un jefe o de terceros?

Si con esta información quieres formar parte de nuestro equipo, envíanos tu CV aquí y nos pondremos en contacto contigo.